Adiós oficina gris, ¡hola a la oficina moderna!

la oficina modernaSe acaban las oficinas grises, monótonas y aburridas. Llega la oficina con colores y alegría. Es el lugar donde más tiempo pasas. ¿Has contado las horas que estás en casa y las horas que estás trabajando? Sin embargo, ¿en casa estás más a gusto que en la empresa y en tu sillas de escritorio? . Es hora de dar un cambio de 180 grados.

TRABAJAR CON ALEGRÍA EN LA OFICINA

Trabajar con alegría es posible. Redecora tu oficina. Dale una nota de color. Hazla a tu gusto. Haz una lista con lo que no te gusta y otra con lo que te gusta. Ahora cierra los  ojos y sueña tu lugar de trabajo. ¿Nos ponemos manos a  la obra?

Elige un color neutro para las paredes. Ahora pasamos a los muebles de oficina. No te asustes. Ahora tienes mobiliario de diseño y de calidad a muy buen precio en Espriu. Los colores más demandados son los colores madera,  particular el roble claro y el castaño claro. Son colores muy cálidos. Generan un ambiente muy agradable. Hace que te sientas como en casa. La madera natural a diferencia del gris atrae y genera sensación de hogar.

 

NOTA DE COLOR

Para los muebles optamos por un color suave. En cambio, para la sillería vamos a elegir un color vivo que aporte esa nota de alegría que encontramos a faltar. Cualquier silla de oficina ergonómica te ofrece la posibilidad de tapizarla en colores muy distintos. ¿Cuál es tu preferido?

Podemos tomar como referencia el mismo que tenemos en el logo de la empresa. Elegir el mismo color nos ayudará a reforzar los lazos de identificación y unión con la empresa. Impulsará la cooperación entre los compañeros. Hará que se sienta que todos somos parte de la misma familia.

¿Por qué elegir las sillas para inyectar un poco de aire fresco en la oficina? Las sillas se ven, pero cuando nos sentamos ya no las vemos. Los colores más vivos e intensos suelen cansar a la vista y a la mente cuando llevas mucho tiempo viéndolos. ¿Entonces qué hacemos? El color más fuerte lo ponemos en la sillería, donde nos sentamos. Y mientras estamos trabajando no lo vemos.

 

VERDE

No podemos olvidarnos de los pequeños detalles. Nos tenemos que sentir como en casa. El cubilete, los archivadores o las papeleras pueden también reforzar el nuevo aire en la oficina. Elimina el color gris. Opta por el mismo color de la nueva sillería.

Y, sobretodo introduce un poco de verde. Todos ya somos conscientes del cambio climático. El calentamiento global es una realidad. Vamos a sentirnos parte de este mundo. Ponemos alguna planta, aunque sea artificial en la oficina. Le da alegría y color. No pienses en flores, sino piensa en verde.

¿Qué te parece? ¿Has visto cómo tu oficina se ha convertido en el mejor sitio para trabajar del mundo? ¡Enhorabuena¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.