Consejos para cambiar la correa de distribución

La correa de distribución es una pieza fundamental en tu coche y que debe estar siempre en buen estado para que tu coche pueda funcionar de forma efectiva. Si necesitas reparar tu motor te recomiendo visitar la web de https://www.piezasdesegundamano.es/, para encontrar la mejor relación entre calidad y precio en tus piezas.

Para que puedas saber los motivos que pueden llevar al cambio de esta correa te he preparado el post del día de hoy. De esta forma, podrás asegurarte de que la correa de distribución se encuentre en buen estado y que puedas tener el rendimiento adecuado en tu coche.

¿Cuándo cambiar la correa de distribución?

Es vital tener en cuenta que para cambiar la correa de distribución debes tener en cuenta algunos puntos que resultarán fundamentales. Los principales a tener en cuenta son:

Vida útil

Es importante tener en cuenta la vida útil de la correa de distribución para que puedas tener unos buenos resultados. Esta es una pieza del motor que tiene una vida útil media de 100.000 kilómetros, por lo cual es un tope que debes tener en cuenta para hacer la reparación.

Ningún fabricante recomienda conducir con una correa de distribución en mal estado en tu motor. Esto debido a que esta podría romperse en funcionamiento y causar unas graves averías a tu coche.

Desgaste por fugas

Las fugas de aceite o de líquido refrigerante en el motor son bastante comunes en especial en coches que son de modelos viejos. En todo caso, es indispensable tener en consideración que una vez que las detectes debes sellarlas cuanto antes llevando el coche a un taller especializado.

De esta forma, te asegurarás de que las fugas no vuelvan a ser un problema más grave en el motor. Una vez reparadas, es vital revisar la correa para asegurarte de que esté en buen estado y evitar así cualquier inconveniente.

Pérdidas de tensión

Son bastante comunes las pérdidas de tensión en esta correa, en especial cuando no se lleva el coche a un taller especializado a hacer las reparaciones. Esto causará que se pueda manipular de una forma equivocada y no tendrás unos buenos resultados.

Si la correa de distribución pierde su tensión será el momento de cambiarla de inmediato, porque esta no podrá recuperarla nuevamente. En todo caso, la reparación podrá resultarte más costosa de lo que tenías presupuestado en especial porque tendrás que comprar una correa de distribución nueva.