Turismo con sabor

Al hablar de España a cualquiera le viene a la mente la paella, el flamenco y Lola Flores, pero hay mucho más que eso, por ejemplo, el queso. La variedad española de este manjar lácteo es casi infinita, algunos viajan a Italia por profiteroles, a Francia por vino y macarrones, por qué no viajar por el país a degustar queso.

Un paraíso bocado a bocado

Torta del Casar, Extremadura: lo primero que llama la atención es que su dura corteza se usa como “recipiente” de la crema en su interior. Esta exquisitez se elabora a base de leche de oveja, se cuaja con cardo silvestre (el punto clave de su cremosidad) y se deja madurar por 60 días. La mayoría prefiere guardarlo en la nevera y sacarlo poco antes de comerlo, para que recobre su textura; sin embargo, lo más recomendable es dejarlo fuera de ella en un sitio fresco.

Para acentuar su sabor al probarlo no deje de hacerlo con un buen pan de leña y una copa de vino dulce. Esto junto con las montañas, bosques y lagos podría ser la mejor experiencia que tendrá en la península ibérica.

Queso Cabrales, Picos de Europa: su sabor no es fácil de asimilar para todos, es fuerte con notas de avellanas y almendras. Las cuevas en la montaña son el lugar de maduración y permanecen ahí entre 2 y 10 meses, cuando se notan sus vetas verdeazuladas; su olor, amado y odiado por muchos, le advertirá cuando está cerca de una de estas “bodegas”. Asiego, Taranes, Amieva, entre otros pueblos, además de lo acogedor de sus hermosos paisajes, sus quesos lo dejarán hechizados.

Queso Idiazabal, Navarra y Euskadi: también se elabora con leche de oveja, pero solo de 2 tipos, latxa y carranzana. El resultado es un queso intenso y un poco picoso, que deja un cierto cosquilleo en la boca; tiene una variante que es el ahumado y toma cierto gusto según la madera con la que se ahúme. Un sabor tan único como su cuna norteña.

Existen muchísimas más clases de quesos, podría hacer una ruta extensa siguiendo sus maravillosos sabores, pero queda de usted marcar el rumbo. Ponga su coche a punto para iniciar el recorrido; aunque, si ya no le queda vida que ofrecer, entre primero a cochesparadesguace.com, donde completando el formulario en poco tiempo le realizarán una tasación gratuita y así ambas partes llegar a un precio justo.